Escuela Secundaria: El 20% de las materias producen el 80% de los aplazos. Parte V. Desarrollador de Egresados

Por Cristián Parodi*

Este post es continuación de :

Parte IV – Escuela Secundaria: El 20% de las materias producen el 80% de los aplazos. Parte IV. Recaudación de fondos

 

5. “Desarrollador de Egresados” 

En la parte 2 del proyecto – construyendo las redes de apoyo de la escuela – vimos la necesidad de contar con un nuevo rol que tenga a su cargo la coordinación de los diferentes grupos de apoyos, docentes y directivos para que la meta colectiva que nos propusimos pueda ser alcanzada: que más estudiantes aprendan y aprueben las materias difíciles, trimestre a trimestre.

En esta quinta y última parte del proyecto voy a describir las características de este novedoso y muy necesario rol, y las habilidades que se requieren para ocuparlo.

Como se mencionó en la primera parte, quien se desempeñe en esta estratégica función como “Desarrollador de Egresados” podrá provenir del sistema educativo, de las familias o de la comunidad. Su función será la de coordinar todas las partes del plan aquí presentado para que la escuela cumpla con su objetivo colectivo más importante: lograr que haya más egresados.

En la primera parte describimos la necesidad de contar con un sistema de gestión de calificaciones que nos ayude a identificar rápidamente el 20% de las materias que producen el 80% de los aplazos para poder direccionar a tiempo tutorías y acompañamientos a los alumnos que lo necesiten.

En la segunda y tercer parte explicamos que esas tutorías y acompañamientos podrían surgir de ex alumnos, ex docentes y familias que estén comprometidas en apoyar a esos estudiantes a través de un potente grupo de ayuda – y en colaboración con los docentes – para que cada uno de los estudiantes que tenga problemas con las materias difíciles (las que producen el 80% de los aplazos) puedan aprobarlas, trimestre a trimestre.

En la cuarta parte analizamos fuentes de financiamiento posibles para poder llevar adelante esta iniciativa y las diferentes alternativas para obtener los fondos desde el sistema educativo, la cooperadora y desde plataformas de financiamiento colectivo.

Todos estos componentes deberán ser coordinados por el Desarrollador de Egresados. Su misión será que todas estas partes se junten y trabajen sin fricciones y por el mismo objetivo. Tendrá que anticiparse a cada problema y resolverlo antes que suceda. Deberá ser un gran comunicador/a para crear y afianzar un profundo sentido de pertenencia con la meta colectiva. Tendrá que llevar actualizado el mapa de trayectorias de cada alumno, el GPS que servirá para direccionar a tiempo los apoyos que se necesiten. Tendrá que propiciar el trabajo colaborativo entre tutores y docentes para que cada parte comprenda cuáles apoyos necesita cada alumno para atravesar – y aprobar – las materias. Deberá  tener un preciso sentido del tiempo dado que la meta colectiva debe cumplirse en cada trimestre para que, al finalizar el año, logremos que más estudiantes aprueben el ciclo. Deberá conseguir los fondos que se necesiten para sostener el proyecto y los recursos que el grupo de apoyo considere indispensables para su trabajo: equipamiento, espacios donde dar las clases de apoyo, contacto con otras escuelas que estén llevando adelante iniciativas similares, conectividad a Internet, etc. Tendrá que documentar y registrar los avances y desafíos que vaya atravesando el proyecto para evaluar con el resto del equipo qué cosas están funcionando y cuales habrá que modificar. Toda esa información también servirá para el siguiente año ya que este proyecto empieza pero nunca termina: ciclo tras ciclo buscaremos el mismo objetivo, trabajaremos colaborativamente a partir de las mismas metas para que haya más estudiantes que aprueben las materias, trimestre a trimestre. Cada año deberemos lograr una mejora respecto del anterior. Así, por ejemplo, si logramos en un año aumentar en un 10% los chicos y chicas que aprobaron las materias difíciles, entonces que la meta para el siguiente sea un 20%.

El “Desarrollador de Egresados” tendrá que se un buen gestor de proyectos, comunicador, facilitador. Deberá contar con los conocimientos básicos que se requieren para administrar fondos. Tendrá que ocupar un lugar de horizontalidad desde donde articulará todos los esfuerzos que se necesiten para el éxito de esta iniciativa. Deberá convocar a ex alumnos, ex docentes y  familias para que conformen los grupos de apoyo. Dialogará con la comunidad de la geografía de la escuela para sumar otros tipos de apoyos que se necesiten: pasantías de experiencias laborales para estudiantes, actividades para hacer en familia, presencia en ferias científicas, emprendedurismo, otras que surjan a partir de la puesta en marcha del proyecto.

Tendrá que dedicarle tiempo completo a la tarea, sostener los esfuerzos y colaborar para que se cumplan las metas más necesarias para hacer algo por la educación en estos tiempos de crisis.

///

Notas finales

La escuela debería ser un lugar en donde un grupo de adultos comprometidos se reúnen diariamente a concretar una única misión: ayudar a los adolescentes a desplegar sus potencialidades, ayudarlos a encontrarse con un futuro de posibilidades, darles las bases para que puedan continuar con su vida post-secundaria a través de un trabajo de calidad y/o comenzando su vida universitaria.

El Estado está demasiado inmovilizado para poder articular ágilmente cambios de mejoras; su esquema burocrático y organizativo no se lo permite. En mi opinión llegó el momento que nosotros, la comunidad, comencemos a desplegar nuestras inteligencias, recursos y apoyos para orientar nuestros esfuerzos en una única dirección: darle apoyo y sustento a las nuevas generaciones. 500.000 adolescentes que se van de la escuela cada año habla más de nosotros los adultos que de ellos. No hay futuro en una sociedad que está imposibilitada de dar un camino de desarrollo para sus jóvenes. Finalmente, provocar el cambio, depende de nosotros. No lo desaprovechemos.

*Impulsor de “Hagamos algo por la educación”

 

Motivando el aprendizaje

Deja un comentario