“Diálogos Para La Educación Secundaria” de UNICEF Argentina

Lo que sigue es un documento elaborado por UNICEF Argentina y FLACSO que refleja la opinión, sugerencias y comentarios de los adolescentes respecto de la escuela secundaria. El material es del 2015 pero sigue estando muy vigente para conocer qué piensan los jóvenes sobre el secundario, y qué podemos hacer nosotros los adultos para poner en marcha sus ideas.
///
El 12 de agosto 2015 se desarrolló́ el cuarto encuentro de “Diálogos para la educación secundaria” organizado por UNICEF y FLACSO, a través de su Programa Educación, Conocimiento y Sociedad. Asistieron estudiantes de escuelas secundarias de Córdoba, Salta, Ciudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires. Mediante un taller los jóvenes presentaron a sus escuelas, debatieron y plantearon su punto de vista acerca de la escuela actual y la del futuro
Algunas de las ideas fuerza surgidas del Diálogo:
  • – Se aprende mejor en las clases que son dinámicas, en donde se puede producir y cuando tienen en cuenta cómo somos.
  • – Los alumnos somos muy diferentes y aprendemos de diversos modos por eso necesitamos estrategias de enseñanzas variadas.
  • – Aprendemos cuando somos protagonistas y nuestros sentimientos son considerados, también cuando no es fijo el lugar de los profesores y alumnos. Aprendemos al tener oportunidades de dar clase a nuestros compañeros, al explicarle a otros cómo hicimos lo que logramos y al exponer las maneras en que podemos resolver diferentes cuestiones.
  • – Las clases donde más se aprende son las que ofrecen un buen diálogo entre todos, las que tienen explicaciones y argumentos claros, las que presentan otras formas de enseñar que resultan interesantes, las que son más integradoras y permiten conocernos con nuestros pares (compartir sólo un aula no es conocerse).
  • – Se aprende más cuando trabajamos con nuestros pares y podemos debatir acerca de lo que cada uno comprendió y cómo.
  • – Se valoran las clases en donde todos somos respetados, podemos participar y cuando se puede preguntar sin tener temores a las burlas de los otros.
  • – Se valoran las clases donde se contemplan las situaciones y los problemas de los alumnos.
  • – Los buenos profesores son los justos, aquellos que evalúan el esfuerzo personal y el aprendizaje (no a través de una prueba escrita, sino todo el proceso, teniendo en cuenta de dónde parte cada alumno y qué cosas va logrando); los que respetan las fechas cuando hay evaluaciones o entrega de trabajos, y los que tienen buen trato .
  • – También son buenos profesores los más exigentes porque te ayudan a ser competente para tu futuro.
  • – Los buenos profesores son los que piensan clases entretenidas y que incorporan temas que te empiezan a interesar. Los que tienen vocación y les apasiona lo que hacen.
  • – Son buenos profesores los que escuchan cuando no entendés, te explican y motivan a estudiar, como también los que comprenden que podés tener problemas.
  • – Se destacan los profesores que tienen vocación para enseñar, que se comprometen con su trabajo y preparan las clases, los que te dan algo más para que sigas aprendiendo y los que asisten a dictar clases.
  • – Los buenos profesores también aprenden de los alumnos y a veces les dejan un espacio de la clase para que enseñen lo que saben.
  • – Se valoran las escuelas que permiten desarrollar los conocimientos y te podes expresar en libertad. También aquellas que facilitan crear nuevos vínculos. Es importante la presencia de discusión política en las escuelas, siempre que se puedan plantear diferentes puntos de vista y no uno solo.
  • – Se valoran los espacios de taller donde se aprenden diferentes actividades artísticas.
  • – Las escuelas tienen muchas dificultades de infraestructura, sobre todo las que se ubican en los barrios más humildes. Hay diferencias muy importantes en las condiciones edilicias. El Estado debería hacerse cargo de esto y supervisar adecuadamente para que se solucionen estos problemas. También debería haber una supervisión desde los alumnos, profesores y directivos.
  • – Existen algunas escuelas donde los directivos no permiten el desarrollo de actividades tales como centros de estudiantes y consejos de convivencia. Estos espacios son muy necesarios también para la formación y para mejorar la manera en que se vive la escuela. Es importante escuchar a los alumnos, para mejorar la escuela, y considerarlos en las decisiones institucionales.
  • – Hay desigualdad en las formas de enseñar las materias y en los proyectos de las escuelas. Algunas tienen muchas alternativas y se trabaja de manera diferente: talleres, dan herramientas para la inserción en el mercado de trabajo, en la orientación vocacional, tienen formas más actuales para el trabajo en el aula y prueban otras maneras de evaluar.
  • – Las desigualdades que hay se deben a la falta de espacio, de compromiso e iniciativa y hay muchas escuelas que no tienen materiales disponibles para llevar a cabo estas propuestas.
  • – En algunas escuelas faltan más oportunidades de inclusión y no se aprovecha el tiempo.
  • – Sería muy importante tener experiencias de prácticas o pasantías laborales que se desarrollen desde las escuelas, también visitas periódicas en los últimos años de profesionales y estudiantes de distintas carreras universitarias que puedan contar de qué se trata lo que estudian/estudiaron, así se tienen más opciones para elegir.
  • – Nos llevamos de la escuela: responsabilidad, sabemos que no hay nada regalado en la vida; aprendimos a organizar el tiempo y a contar con un método de estudio; adquirimos la capacidad de dialogar para resolver nuestros problemas y logramos formar ahí nuestra identidad.
  • – También nos llevamos de la escuela una mirada creativa para enfrentar los problemas diarios, incluyéndonos en la sociedad como miembros partícipes de la misma.
  • – En la escuela adquirimos concientización sobre la inclusión, el respeto, la solidaridad, el pensamiento crítico, la no discriminación, la sensibilidad social y la participación política. También, conocimos a personas que en otras circunstancias no hubiéramos conocido. Aprendimos a socializar.
  • – A la escuela le faltan profesores capacitados para enseñar de distintas maneras (en clases dinámicas, aprovechando la tecnología y de una forma variada porque cada uno aprende de distintas formas), y a los profesores que hay les falta un mejor sueldo y reconocimiento de su trabajo.
  • – Falta un ambiente adecuado en relación con la infraestructura y ofrecer más espacios recreativos, tanto artísticos como deportivos.
  • – Es necesario que los profesores estén preocupados por el aprendizaje de los alumnos, porque la obligación de ellos es que sus alumnos efectivamente entiendan.
  • – A la escuela le falta brindar una formación política neutral, para que tengamos información para tomar nuestras decisiones.
  • – A algunas escuelas les falta neutralidad religiosa, deberían ser laicas.
  • – Las escuelas deben ser espacios que promuevan el derecho a la opinión, donde todos los alumnos puedan expresarse y ser escuchados.
  • – Se necesita más trabajo y contenidos en Educación Sexual Integral, que no en todas las escuelas se enseña.
  • – Sería importante que los alumnos también puedan proponer temas a tratarse en las clases.“Diálogos Para La Educación Secundaria”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s