El mundo del trabajo depende del éxito de la escuela secundaria

Por Cristián Parodi*

Cada vez es más frecuente conocer las dificultades por las que atraviesan las organizaciones al momento de contratar recursos para sumar a sus equipos de trabajo. Una de la razones, tal vez la más importante, es que en las facultades la matrícula de inscriptos (y egresados) viene reduciéndose año tras año.

¿Por qué sucede? Porque la escuela secundaria – que es la etapa más importante de la producción del capital intelectual que necesita un país para funcionar – está colapsada. Las datos, observaciones y estadísticas señalan que – en promedio – ¡sólo el 50% de los adolescentes que comienza el secundario logran terminarlo!

El colapso de la escuela media es el resultado del colapso del sistema educativo.

Es necesario incorporar nuevos actores, principalmente organizaciones, para impulsar procesos de mejoras que provoquen cambios en la escuela media – es decir, que ayuden a aumentar la cantidad de egresados año tras año. 

 

1. Causas

El sistema educativo está colapsado. Este colapso se manifiesta de varias formas:

Imposibilidad de evitar las masivas deserciones y abandonos de los estudiantes

Imposibilidad de modernizar los procesos de enseñanza que transcurren en el aula, y que se vienen repitiendo desde los últimos 50 años.

Imposibilidad de incorporar masivamente la tecnología como herramienta de aprendizaje

Enorme estructura burocrática del sistema con nula o casi ninguna capacidad de reacción para proponer soluciones a la crisis de la escuela secundaria

Imposibilidad de crear procesos innovadores

Colectivo docente profundamente desmotivado

Estudiantes desmotivados

Familias desmotivadas

Tensiones en la escuela

Rotura de la relación de aprendizaje y enseñanza entre adultos y adolescentes

 

2. Consecuencias

Sociales: 

Incapacidad de impulsar el desarrollo sostenido de la sociedad

Desequilibrios sociales

Tensiones sociales

Laborales / económicas 

Adolescentes y  jóvenes: Incapacidad de acceso a empleos de calidad; búsqueda de “atajos”

Organizaciones: Incapacidad de encontrar personas capacitadas para el trabajo del presente y, especialmente, del futuro.

 

La urgencia radica en concentrar esfuerzos para que más adolescentes aprendan y aprueben las materias del secundario, primera condición para que pasen de año. Sostener esos esfuerzos con esas metas en el tiempo, ayudará sustancialmente a que haya más egresados de la escuela secundaria. Nos ayudará a reparar la cadena de producción del capital intelectual que necesitamos para funcionar como país.

En mi opinión esos esfuerzos requieren de nuevos actores para concretarlos. Necesitamos que se sumen las organizaciones a esa tarea, que se vinculen en forma directa con las escuelas secundarias de sus territorios para complementar los esfuerzos que se hacen por la formación de los adolescentes.

 

///

*Impulsor de “Hagamos algo por la Educación”

"Hagamos algo por la Educación"

 

Deja un comentario